Recuerdos de Acevedo Huila "BLOG CULTURAL" Editor: Edgar Mora Cuéllar

(SIN ANIMO DE LUCRO)

Bienvenidos !!!

Este Blog personal (Recuerdos de Acevedo Huila) "NO" representa ninguna INSTITUCIÓN ESTATAL O PRIVADA y su autor es AUTONOMO de elegir libremente el contenido como de publicar colaboraciones de sus visitantes o amigos. (sin ánimo de lucro)

domingo, octubre 15, 2006

FABULA ESCRITA POR RAMON LUNA, EL NARANJO Y LA CATLEYA

FABULA ESCRITA POR RAMON LUNA, EL NARANJO Y LA CATLEYA

click sobre las imágenes para ampliar 
DISEÑO GRAFICO: http://acevedunos.blogspot.com/
El naranjo y la catleya
(Fabula)

Un frondoso Naranjo
de follaje tupido, verdinegro,
que se alzaba en mi patio
y amamantaba con su rica savia
a una hermosa Catleya - flor de mayo -,
le dijo a ésta con acento quedo:
"¿Por qué succionas con voraces labios
el líquido alimento
que sube por mi tallo?
No ves que de él me nutro
y puedo al hombre, que me aprecia tanto,
brindarle generoso
mis pomas de oro de sabor tan grato?”
Y la humilde orquídea que yacía
muellemente asida entre sus brazos
ostentando sus flores peregrinas,
le contestó al Naranjo:
“Todo ser fisiológico es parásito
que vive del más fuerte,
y a veces del más débil - cruel sarcasmo -
para cubrir misión ineludible
venida de lo Alto.
Así, gracias a tí, mi dulce amigo,
y sin hacerte agravio,
yo luzco la hermosura de mis flores
con envidiable encanto;
y a tí debo mi vida
y el alto honor logrado
de ser por mi belleza la flor símbolo
del pueblo colombiano".



SI ESTA FILOSOFÍA DE LA VIDA
EL HOMBRE COMPRENDIERA,
SE LOGRARÍA EL EQUILIBRIO HUMANO
Y REINARÍA LA HERMANDAD DOQUIERA
ARUL

TEXTO TOMADO CON FINES PURAMENTE CULTURALES
DE LA PUBLICACION: EL ECO DEL VATICANO No. 695,
ORGANO OFICIAL DE LA DIOCESIS DE GARZON,
OCTUBRE DICIEMBRE 1982,
DIRECTOR: LEONIDAS ORTIZ LOSADA.

FRAGMENTO DE UNA PINTURA

FRAGMENTO DE UNA PINTURA
Viajamos en un planeta en el que no sabemos quienes son nuestros compañeros de viaje, nuestros vecinos, llevamos como equipaje, muchas veces, lo que no necesitamos cuando lleguemos a donde suponemos ir y es posible que se nos olvide de donde venimos y para donde vamos, somos bastante inconscientes de lo que hacemos con nuestro destino.

SCOUTS

SCOUTS
SCOUTS 1968 - COLBOLIVAR GARZON - 1 SILVANO GUEVARA 2 IVAN GONZALEZ

BACHILLERES 1973 - COLEGIO NACIONAL SIMON BOLIVAR DE GARZON HUILA

Bachilleres 1973 - Institución Educativa "SIMON BOLIVAR" - Garzón Huila

Murio hace 40 años

Murio hace 40 años

Poemas de Joaquín Peña Gutiérrez

A Henry Macías Ramírez
compañero asesinado cuando
empedraba las frágiles paredes
de esta noche que por ahora
es nuestra patria.

I

Ellos
compañero
siembran nuestra esperanza
cada vez que entierran nuestras vidas
Ellos
compañero
siembran nuestro mañana
sellándonos ahora la mirada
Esta, compañero
nuestra disculpa a una muerte
y la justificación de una vida
Ellos
compañero
necesitan transitar nuestras avenidas
con sus balas sellos u.s.a.
para mantener limpios de nuestras hambres
sus oscuros rumiaderos
Ellos
compañero
por eso voltearon tu boca viento mañanero
y callaron tu canto río lleno
y pudrieron tus piernas carrera verde
y aquietaron tu corazón torrente
escarbándote la vida
c o m p a ñ e r o

II

Aún no te había crecido
la ternura a la altura del dolor
y el amor era apenas una sucia mueca
del diario arrastrarse de la miseria regada
pero aun así
llegaron ellos
y te llenaron
la boca de silencio
y de sombra las pupilas
Aún biches eran tus manos
y tu espalda aún frágil
para levantar tanta impudicia
y cargar este sufrimiento acallado de nuestro pueblo
pero aún así
llegaron ellos
y te llenaron
la boca de silencio
y de sombra las pupilas
Aún tenias corta la mirada
y no te alcanzaron los ojos
para divisar lo escondido detrás de las balas:
el fulminante dorado que las hace estallar
a la menor insinuación de ruido en sus predios
pero aún así
llegaron ellos
y te llenaron
la boca de silencio
y de sombra las pupilas
Aún tus pasos
no eran pasos para recorrer
una larga distancia hacia la vida
ni tus pies conocían ya
cuánto silencio tenían que romper
pero aún así
llegaron ellos
y te llenaron
la boca de silencio
y de sombras las pupilas
Tu corazón,
era tan pequeño aún tu corazón
tenias aún tan niño el corazón
que no pudo albergar la vida
junto a ese frío tremendo
que te acuñaron
y ese frío no podía cohabitar con la vida
ni tampoco quiso salirse de tu costado
porque él no era más que
el remecero servicial
que te traía la eternidad
en el sombrío golpeteo de las balas.


JOAQUÍN PEÑA GUTIÉRREZ
Bogotá, mayo 13/73.
Tomados de LECTURAS DOMINICALES - EL TIEMPO

EL TRIBUNO DEL PUEBLO

EL TRIBUNO DEL PUEBLO
José Acevedo y Gómez