Recuerdos de Acevedo Huila "BLOG CULTURAL" Editor: Edgar Mora Cuéllar

(SIN ANIMO DE LUCRO)

Bienvenidos !!!

Este Blog personal (Recuerdos de Acevedo Huila) "NO" representa ninguna INSTITUCIÓN ESTATAL O PRIVADA y su autor es AUTONOMO de elegir libremente el contenido como de publicar colaboraciones de sus visitantes o amigos. (sin ánimo de lucro)

domingo, octubre 15, 2006

FABULA HISTORICA POR RAMON LUNA R.



La chucha y el Toche

Había en mi casa un toche
prisionero en una jaula
donde su flauta de oro
alegremente tocaba;
comía exquisitamente
y hacía mil acrobacias
dentro de su cautiverio
sin que jamás se cansara,
pareciendo que él dijera:
"Nada mejor que mi jaula"

Mas una noche serena,
silenciosa y plateada,
se acercó astuta y hambrienta
una chucha hasta la jaula,
y con maligna sonrisa
y con pérfidas palabras
dice al toche, que asustado
saltaba lleno de alarma:

"No te inquietes, avecilla,
avecilla idolatrada,
soy tu amiga que de paso
voy a dormir a mi casa.
¿Cómo es posible que vivas
prisionera en esta jaula
tú que eres entre las aves
la más linda y estimada?

Asómate, vida mía,
y verás el panorama
de esta noche tan hermosa,
tan placentera y tan diáfana.
Te contaré las delicias
de la libertad amada
y los halagos que el mundo
brinda a los seres que lo aman”

Y aunque tímida y miedosa,
el ave batió las alas
en señal de que aplaudía
la lisonja y la alabanza;
y envanecida por esto
sacó por entre la malla
la cabeza, y al instante. . .
una feroz dentellada
cortó, como guillotina,
la cabecita insensata;
y sin tardanza ninguna
el marsupial se la traga
quedando aún palpitante
el resto dentro la jaula.

Aprended, niños y jóvenes,
esta lección de la fábula.
El mundo con sus halagos
de placeres y asechanzas
traidoramente os invita
para mataros el alma.
El que insensato burlando
la paternal vigilancia
del hogar, se lanza al mundo
tras libertades insanas,
le sucederá lo mismo
que al ave de nuestra fábula:
la guillotina del mundo
mutilará cuerpo y alma.

ARUL. Diciembre- 1963

TOMADO CON FINES PURAMENTE CULTURALES DE LA PUBLICACION:
EL ECO DEL VATICANO No. 695,
ORGANO OFICIAL DE LA DIOCESIS DE GARZON,
OCTUBRE DICIEMBRE 1982,
DIRECTOR: SACERDOTE LEONIDAS ORTIZ LOSADA (ACEVEDUNO)

FRAGMENTO DE UNA PINTURA

FRAGMENTO DE UNA PINTURA
Viajamos en un planeta en el que no sabemos quienes son nuestros compañeros de viaje, nuestros vecinos, llevamos como equipaje, muchas veces, lo que no necesitamos cuando lleguemos a donde suponemos ir y es posible que se nos olvide de donde venimos y para donde vamos, somos bastante inconscientes de lo que hacemos con nuestro destino.

SCOUTS

SCOUTS
SCOUTS 1968 - COLBOLIVAR GARZON - 1 SILVANO GUEVARA 2 IVAN GONZALEZ

BACHILLERES 1973 - COLEGIO NACIONAL SIMON BOLIVAR DE GARZON HUILA

Bachilleres 1973 - Institución Educativa "SIMON BOLIVAR" - Garzón Huila

Murio hace 40 años

Murio hace 40 años

Poemas de Joaquín Peña Gutiérrez

A Henry Macías Ramírez
compañero asesinado cuando
empedraba las frágiles paredes
de esta noche que por ahora
es nuestra patria.

I

Ellos
compañero
siembran nuestra esperanza
cada vez que entierran nuestras vidas
Ellos
compañero
siembran nuestro mañana
sellándonos ahora la mirada
Esta, compañero
nuestra disculpa a una muerte
y la justificación de una vida
Ellos
compañero
necesitan transitar nuestras avenidas
con sus balas sellos u.s.a.
para mantener limpios de nuestras hambres
sus oscuros rumiaderos
Ellos
compañero
por eso voltearon tu boca viento mañanero
y callaron tu canto río lleno
y pudrieron tus piernas carrera verde
y aquietaron tu corazón torrente
escarbándote la vida
c o m p a ñ e r o

II

Aún no te había crecido
la ternura a la altura del dolor
y el amor era apenas una sucia mueca
del diario arrastrarse de la miseria regada
pero aun así
llegaron ellos
y te llenaron
la boca de silencio
y de sombra las pupilas
Aún biches eran tus manos
y tu espalda aún frágil
para levantar tanta impudicia
y cargar este sufrimiento acallado de nuestro pueblo
pero aún así
llegaron ellos
y te llenaron
la boca de silencio
y de sombra las pupilas
Aún tenias corta la mirada
y no te alcanzaron los ojos
para divisar lo escondido detrás de las balas:
el fulminante dorado que las hace estallar
a la menor insinuación de ruido en sus predios
pero aún así
llegaron ellos
y te llenaron
la boca de silencio
y de sombra las pupilas
Aún tus pasos
no eran pasos para recorrer
una larga distancia hacia la vida
ni tus pies conocían ya
cuánto silencio tenían que romper
pero aún así
llegaron ellos
y te llenaron
la boca de silencio
y de sombras las pupilas
Tu corazón,
era tan pequeño aún tu corazón
tenias aún tan niño el corazón
que no pudo albergar la vida
junto a ese frío tremendo
que te acuñaron
y ese frío no podía cohabitar con la vida
ni tampoco quiso salirse de tu costado
porque él no era más que
el remecero servicial
que te traía la eternidad
en el sombrío golpeteo de las balas.


JOAQUÍN PEÑA GUTIÉRREZ
Bogotá, mayo 13/73.
Tomados de LECTURAS DOMINICALES - EL TIEMPO

EL TRIBUNO DEL PUEBLO

EL TRIBUNO DEL PUEBLO
José Acevedo y Gómez